El Salvador está cada vez más lejos de Biden y EEUU


Las relaciones de EE.UU. y El Salvador empeoraron casi a diario desde que Joe Biden asumió el cargo, un giro abrupto respecto a la sintonía que tuvo Nayib Bukele con Donald Trump.

Desplantes de primer nivel, listas negras, críticas y recriminaciones caracterizaron las relaciones entre Washington y San Salvador, tan deterioradas que ni siquiera la exembajadora Jean Manes (2016-2019) pudo enmendarlas, y dejó el país tras pocos meses como encargada de negocios.

Donald Trump adoptó en varios momentos un discurso antiimperialista que nunca usó mientras estuvo en la Casa Blanca, el mismo que llamó a El Salvador “un agujero de mierda”, y prácticamente consideró “criminales” a todos sus habitantes.

En cambio, Bukele mantuvo grandes relaciones con el exembajador Ronald Johnson, nombrado por Trump, y que dejó esta nación centroamericana hace un año, cuando Biden fue investido. Desde entonces, el diálogo con la legación estadounidense comenzó a menguar, sobre todo a partir de los señalamientos de Washington a la manera en que Bukele lleva las riendas del país, y cómo concentra el poder.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.