Resaca o intolerancia al alcohol, ¿Cómo saberlo?

Resaca o intolerancia al alcohol, ¿Cómo saberlo?

Al día siguiente de una buen fiesta donde hubo mucha bebida con alcohol, ¿te ha dado dolor de cabeza intenso, sed, náuseas, cansancio y niebla mental?, te cuento que esto son los síntomas más comunes de la resaca (también llamada cruda, ratón, o guayabo, según en qué país te encuentres) o posiblemente sea intolerancia al alcohol.

El alcohol es tóxico y debe ser convertido por el cuerpo en sustancias no tóxicas. Esto lleva tiempo, por lo que los síntomas pueden durar un día entero o más. La duración y la gravedad de las resacas pueden variar, dependiendo no solo de la graduación y ​​la cantidad de alcohol consumido, sino también de la velocidad a la que nuestro cuerpo puede procesarlo.

Te puede interesar leer: BAD BUNNY Y CAZZU: BESARSE CON EL MISMO SEXO AHORA SE VOLVIÓ MODA

La deshidratación juega un papel importante en el cuerpo, es un componente clave de la cruda, ya que puede dar lugar a muchos de los otros síntomas típicos, desde dolores de cabeza y fatiga hasta ansiedad y sensibilidad a la luz y el sonido.

Intolerancia genética

Las personas que toman alcohol excesivamente es probable que experimenten efectos adversos hasta cierto punto. Sin embargo, las personas que tienen intolerancia al alcohol sufren a menudo síntomas similares a la resaca particularmente graves debido a un trastorno metabólico genético, que hace que el cuerpo procese o metabolice el alcohol de manera incorrecta.

Existen estudios que señalan que este es uno de los trastornos hereditarios más comunes en el mundo, que afecta a 560 millones de personas (el 8% de la población mundial). La prevalencia más alta (entre 35% y 40%) se encuentra entre las personas de ascendencia asiática oriental.

Alergias al alcohol

En lugar del alcohol en sí, es mucho más probable que una persona sea alérgica a uno de los ingredientes de su bebida alcohólica, como el trigo, la cebada u otro grano.

Otro tipo de alérgeno, la proteína transportadora de lípidos, se encuentra en frutas, verduras, nueces, semillas y cereales, y también puede estar presente en algunas bebidas alcohólicas.

Las resacas generalmente se sienten intensamente en la mañana después de una noche de consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, las intolerancias genéticas metabólicas ocurren más rápidamente, generalmente dentro de la siguiente hora de haber bebido. Pero ahora distinguir entre una intolerancia y una alergia es más difícil, porque los síntomas pueden superponerse.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.