La misión del OIEA recopila información importante en la central de Zaporiyia

La misión del OIEA recopila información importante en la central de Zaporiyia

ENERGODAR, UCRANIA (Sputnik) — La misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), logró recopilar mucha información relevante en la planta nuclear de Zaporiyia, declaró el director general de la organización, Rafael Grossi.

«Hoy [1 de septiembre] pudimos recopilar mucha información. Las cosas clave que quería ver, las vi», comunicó Grossi ante la prensa.

El jefe del OIEA no descartó que los expertos de la misión puedan reunirse con los habitantes de la cercana localidad de Energodar.

«Mi equipo se queda, por lo que habrá una oportunidad de hablar con ellos», explicó Grossi cuando se le preguntó si planea reunirse con los residentes de Energodar.

El titular del OIEA acaba de abandonar el territorio de la planta pero su delegación tiene previsto quedarse hasta el próximo 3 de septiembre.

Este 1 de septiembre, la misión del OIEA, liderada por Grossi, llegó a la central nuclear de Zaporiyia con el propósito de realizar actividades de seguridad, protección y garantías para prevenir un posible accidente nuclear.

El jefe de la delegación de la corporación energética rusa Rosatom y los empleados de la central nuclear acompañaron a la misión del OIEA a través del territorio de la planta y les mostraron las secciones de la estación que resultaron dañadas durante el bombardeo de las tropas ucranianas.

El embajador de Rusia ante las organizaciones internacionales en Viena, Mijaíl Uliánov, declaró a Sputnik que la misión se compone de una docena de funcionarios del OIEA versados en seguridad nuclear y les acompañan expertos en logística y seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

El Ministerio de Defensa de Rusia considera que la situación en el área de la central nuclear es difícil, pero permanece bajo control.

La central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, se encuentra en el sureste de Ucrania, cerca de la ciudad de Energodar, y desde el pasado mes de marzo, permanece bajo el control de los militares rusos.

Durante las últimas semanas, Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de bombardear las instalaciones de la planta.

Moscú alega que su presencia militar en la central persigue evitar fugas de materiales nucleares y radiactivos.

Fuente: Sputnik


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.