Policías arrestan violentamente a un hombre con un bebé en brazos tras confundirlo con un sospechoso

Policías arrestan violentamente a un hombre con un bebé en brazos tras confundirlo con un sospechoso

Unos policías arrestaron con violencia a un hombre afroamericano que sostenía a un bebé en brazos tras confundirlo con un sospechoso en un restaurante de la ciudad estadounidense de Kenosha, estado de Wisconsin.

«Estaba tratando de decir que necesitaba cambiarle el pañal a su hijo. Trató de ir hacia el otro lado, pero ellos [los agentes] lo atacaron», relató la gerente que trabajaba en el local el día de los hechos, el 20 de julio pasado, agregando que en medio del altercado, el bebé se golpeó la cabeza contra una pared.

Un video captado por un empleado del local muestra el momento en que los agentes tienen aprehendido al individuo con el menor en brazos y después de que se lo quitan, dos de los uniformados derriban al hombre al piso y luego uno de ellos lo golpea violentamente varias veces para después esposarlo. Entretanto, se puede escuchar a alguien repetidamente gritar: «¡paren, paren!», mientras el bebé llora con fuerza.

«¿Qué es lo que te hace sentir que necesitas ser tan extremadamente agresivo, tan conflictivo, como si estuvieras listo para una pelea?», comentó lo ocurrido la directora ejecutiva de la organización para la justicia social Líderes de Kenosha, Tanya McLean.

De acuerdo a los reportes, los policías estaban buscando a los sospechosos involucrados en un accidente de atropello con fuga. Los testigos del suceso dijeron que vieron a dos hombres negros y a una mujer que llevaba a un niño corriendo hacia un restaurante de la cadena Applebee’s.

Cuando los agentes llegaron al establecimiento, se dirigieron hacia una familia con un infante y les pidieron que les mostraran en qué auto viajaban para verificar si estaban implicados en el accidente, pero el padre no obedeció y fue atacado.

Los sospechosos reales escondidos en el baño

Posteriormente, las autoridades de Kenosha señalaron que los oficiales encontraron escondidos en el baño a los sospechosos reales, quienes fueron detenidos e imputados. Por su parte, el hombre agredido por los agentes fue acusado de conducta desordenada, y de resistir y obstruir a un oficial. Asimismo, la mujer que le acompañaba fue acusada por los mismos cargos y por posesión de marihuana.

«La investigación, cuando se complete, será exhaustiva y dictará si los oficiales actuaron de manera apropiada o no y si se considera necesaria alguna acción disciplinaria o capacitación adicional», declaró el Departamento de Policía de Kenosha en un comunicado.