Huracán Beryl toca tierra en México

Huracán Beryl toca tierra en México

El huracán Beryl, de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, tocó tierra al norte de Tulum, en el estado de Quintana Roo, México, en la madrugada del viernes.

El centro del huracán ingresó a territorio mexicano a las 05:05 hora local, con vientos máximos de 175 km/h y rachas de hasta 220 km/h, según la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Conagua informó que Beryl se movía a 24 km/h hacia el oeste-noroeste, descargando abundantes lluvias en una amplia zona. Las proyecciones indicaban precipitaciones torrenciales (150 a 250 mm) en Campeche, Yucatán y Quintana Roo, e intensas (75 a 150 mm) en Chiapas y Tabasco.

Se esperaba que el huracán se degradara a tormenta tropical al salir al mar alrededor de las 18:00 hora local al noroeste del municipio de Celestún, Yucatán, según el meteorólogo Juan Palma.

El presidente Andrés Manuel López Obrador exhortó a la población a extremar precauciones y refugiarse en áreas altas, enfatizando la importancia de la vida sobre lo material.

En respuesta al huracán, se decretó alerta roja en Quintana Roo y Yucatán, firmadas por los gobernadores Mara Lezama y Mauricio Vila, respectivamente.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional (GN) desplegaron 8,601 efectivos en la península de Yucatán para auxiliar a la población, apoyados por 1,296 vehículos militares, siete plantas purificadoras de agua y dos cocinas comunitarias. Además, se trasladaron 5,000 despensas y 34,560 litros de agua purificada para su distribución.

En Cancún, se habilitaron 87 refugios temporales, con capacidad para 12,830 personas, mientras que en Tulum se abrieron 43 refugios, los cuales estaban casi llenos a medianoche. El servicio del Tren Maya fue suspendido hasta nuevo aviso para garantizar la seguridad de viajeros y empleados.